Conecta con nosotros

Especiales

Atlanta, la reconstrucción del equipo más estable

Tras el traspaso de Dwight Howard y la marcha de Paul Millsap, Atlanta Hawks deberá construir un proyecto a largo plazo.

Ser una franquicia ganadora nunca fue tarea fácil, peo conseguir estabilidad en los resultados es todavía más complicado. Los Atlanta Hawks son un ejemplo a seguir en este aspecto, pues son los únicos, junto a San Antonio Spurs,  de toda la NBA que han disputado los «Playoff» durante cada campaña en los últimos 10 años, el único del Este.

En las últimas temporadas Mike Budenholzer, actual entrenador de la franquicia y ex «General Manager» de la misma (puesto en el que su desempeño ha dejado que desear en varios aspectos), ha sido la seña del equipo. Implantando un juego coral, propio de sus orígenes (ex asistente de Greg Popovich en San Antonio Spurs) y consiguiendo un récord nada desdeñable de 189 vicotrias y 139 derrotas,  un 57 por ciento de éxito.

Esta temporada ha llegado Travis Schlenk a la franquicia procedente de Golden State para ocupar ese puesto de GM y lo cierto es que ha empezado como un ciclón, desmontando un proyecto que parecía haberse estancado tras aquella temporada de 60 victorias que hizo sucumbir a toda la NBA ante los Atlanta Hawks. Un traspaso de Dwight  Howard con el que han liberado salarios y la salida de un Paul Millsap rumbo a Denver en la agencia libre han sido los grandes detonadores de este proceso de reconstrucción.

 

Keith Allison (CC)

Dennis Schröder el nuevo líder

Con la salida del gran valuarte de la franquicia, Paul Millsap, toca buscar un nuevo líder que guíe al equipo dentro y fuera de la pista. Por experiencia en la plantilla, conocimiento del sistema de Budenholzer y por calidad, Dennis Schröder parece ser la pieza indicada.

La temporada pasada el alemán fue el jugador que más tiros asumía del equipo, siendo a su vez el jugador que más anotaba por cada 100 posesiones. El jugador no es un tirador excelso desde el triple pero tiene recursos de sobra en el 1vs1 gracias a su manejo, posee desparpajo y carácter sobre la pista y lo más importante, es quien dirige todo el sistema de juego.

¿Qué debe mejorar? Lo cierto es que tiene mucho camino por delante. La defensa es la principal lacra en su juego pero además, si quiere ser un buen líder, tendrá que aprender a ser transcendente en su juego y aportar más victorias al equipo («Win Shares»).  Su producción en ataque (ratio ofensivo de 103) también debe aumentar con un rol más importante, sin perder la eficiencia sobre la pista (está por encima de la media con un PER de 16, respecto al 15 de promedio en la NBA).

 

Deadspin

John Collins, un sustituto natural para Paul Millsap

Con la marcha del que fuera líder y estrella del equipo, toca buscarle un sustituto en la posición y parece que el rookie se postula como favorito. No son el mismo estilo de jugador, tienen perfiles muy diferentes en cuanto a juego, pero en lo que sí se parecen es en que se infravaloran sus capacidades.

Con John Collins los Hawks van a tener una vía de anotación constante, algo que sin duda alguna les hará falta. Su repertorio en el poste bajo así como su dominio de los bloqueos serán algunas herramientas que Mike Budenholzer tendrá en cuenta de cara a crear situaciones favorables para el jugador. Por desgracia John Collins no tiene el rango de tiro que poseía Paul Millsap y es que el «space» es muy importante en Atlanta para la fluidez de movimientos y obtención de variantes a la hora de tomar decisiones.

El interior formado en Wake Forest no es un jugador tan cerebral como Millsap, ni tan buen pasador o defensor, pero tiene potencial para ser un gran ala-pívot. Collins es instintivo y con buen tamaño, se mueve bien sin balón y tiene mucho margen de mejora. Mike Budenholzer sabe acoplar muy bien el sistema para favorecer las fortalezas de sus jugadores, algo que ya hemos visto con Dwight Howard, pese a su dificultad para comprender los esquemas.

 

Reconstrucción a largo plazo

Travis Schlenk es un hombre paciente, que intenta aprovechar las situaciones que le son favorables justo en el momento adecuado. Desde su llegada a la franquicia ha dejado muy claro una cosa: la flexibilidad de cara al futuro es la clave. Los movimientos se han encarado en esa dirección, tanto en el trade Howard (quitarse un contrato muy abultado a largo plazo por un «expiring» y un contrato más bajo aunque un poco más largo) como en la decisión de no mover ficha en el inicio de la agencia libre.

Si observamos la plantilla encontraremos a jóvenes promesas en contrato rookie como DeAndre Bembry y Thaurean Prince, jugadores que deberían aumentar su rol esta temporada. Otra pieza como Tim Hardaway Jr todavía es una incógnita pues es agente libre restringido y no se sabe muy bien qué pasará con el jugador. Lo único cierto mientras se escriben estas líneas es que Atlanta es el segundo equipo con menos salario comprometido de toda la NBA (unos 65M) solo por detrás de Sacramento Kings (39M).

 

¿Fusión de conceptos entre Budenholzer y Schlenk?

El entrenador del equipo proviene de la filosofía Spur, una apuesta clara por el extra passa, provocar los desajustes en base al buen movimiento de balón y un sistema muy elaborado ofensivamente. El GM, en cambio, pertenece al estilo Warrior, el cual destaca por el uso del espacio, el tiro de 3 y un alto ritmo de juego. Es con la llegada de este último cuando se atisba una combinación de ambos sistemas.

Desde la llegada de Mike Budenholzer el equipo ha ido aumentando el ritmo de juego poco a poco. Ahora, con estos jóvenes jugadores, pueden imponer todavía un estilo más rápido, sin obviar claramente la seña del equipo, el buen movimiento de balón. Pese a ello Travis Schlenk drafteó a Tyler Dorsey por su potencial como tirador, así como destacó la necesidad de trabajar el tiro de John Collins para el sistema.

En Atlanta se encuentran ante la necesidad de probar un estilo nuevo que se adapte más al baloncesto moderno, que se acople a los jugadores que tienen actualmente y les permita desarrollarse.

Comentarios

Más en Especiales

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This