Conecta con nosotros

Mercado

Allen Crabbe, a Brooklyn con un año de retraso

Aunque los Blazers igualaron la oferta de los Nets hace un año, Crabbe llega a Brooklyn vía traspaso… ¿Por qué?

Trail Blazers at Wizards bradley beal allen crabbe

Keith Allison (CC)

Parece que los caminos de Allen Crabbe y de los Brooklyn Nets estaban destinados a encontrarse antes o después. Tras una temporada con más sombras que luces, el escolta ha sido traspasado al equipo neoyorquino a cambio de Andrew Nicholson; eso sí, el canadiense no tendrá que mudarse a Oregon ya que la franquicia le cortará mediante una «strech provision» —los casi 20 millones que tiene garantizados se los pagarán en seis temporadas, reduciendo su espacio en la masa salarial—, por lo que será agente libre sin restricciones.

Paradójicamente, Allen Crabbe vestirá la camiseta de la franquicia con la que había llegado a un acuerdo hace un año, cuando era agente libre restringido.

¿Por qué lo hacen los Blazers?

Para ver claramente cómo se ha llegado a este traspaso debemos remontarnos a julio del 2016. Después de una buena temporada donde los Portland Trail-Blazers fueron el equipo revelación y llegaron a semifinales de Conferencia; la franquicia propiedad de Paul Allen no dudó en hacer lo que hiciera falta para intentar dar un paso adelante en la formación de un equipo competitivo. En esta situación estaban cuando los Brooklyn Nets, necesitados de talento y sobrados de dinero, hicieron una oferta increíblemente cuantiosa a un prometedor Crabbe y, al igual que hicieron Heat y Wizards con Johnson y Porter, su equipo igualó la oferta confiando en que la progresión de su jugador le hiciera merecedor de dicho contrato.

Tras un año complicado con los hombres de Stotts sufriendo para ocupar la octava plaza, Allen Crabbe no ha conseguido dar un rendimiento acorde a los más de 17 millones de dólares que cobra cada año. El escolta estuvo tan lejos de ser importante para su equipo como los Blazers de eliminar a los Warriors en estos últimos PlayOffs.

Con este movimiento, el conjunto de Oregon se libra de un jugador reemplazable pero con salario de estrella, reduciendo el impuesto de lujo a pagar (44 millones en concreto) y, si fuera necesario, creando espacio (12 millones en concreto mediante una «trade exception») para un posible movimiento.

Y… ¿por qué lo hacen los Nets?

Si hay un equipo en la NBA que estaría dispuesto a absorber el contrato de un jugador como Crabbe es, precisamente, el que se lo ofreció. Los Brooklyn Nets siguen sin tener problemas en hacerse con este tipos de salarios pues ahora necesitan talento para sumar triunfos ya que no aspiran a ser apetecibles para ningún agente libre en los próximos tres/cuatro años. Y, para cuando llegue esa fecha, los Demarre Carroll, Timofei Mozgov o el propio Allen Crabbe ya habrían terminado los atracos a mano armada en los que se han convertido sus contratos.

Pero no todos los movimientos de los Nets iban a ser «perfectos» este verano. Contando con Jeremy Lin, D’Angelo Russell, Demarre Carroll, Isaiah Whitehead, Caris Levert y Sean Kilpatrick ya en plantilla uno se pregunta si de verdad necesitaban los quehaceres de un jugador que destaca por anotar y que en su mejor temporada ha promediado 10.7 puntos por noche. Hay «overbooking» en el juego exterior de los Nets, todo un reto para Atkinson que tendrá que encontrar el equilibrio entre los jugadores de rendimiento inmediato y las promesas.

Eso sí, Nets y Allen Crabbe parecen estar en la misma sintonía y el jugador ha tenido el «detalle» de renunciar al «trade kicker» de 5.6 millones de dólares que tenía por contrato.

¿Puede haber algo más?

Algunos periodistas estadounidense no tardaron en «completar» la información dada por Woj añadiendo que este movimiento está hecho de cara al traspaso de Carmelo Anthony a los Houston Rockets, liberando el espacio necesario para que Ryan Anderson llegase a Portland.

Los números cuadran y es cierto que, además, el puesto de «4» de los Blazers cuenta con jugadores de mucho talento pero todavía sin explotar (Vonleh o Swanigan) y, por lo tanto, necesitan alguien que les dé rendimiento inmediato en su lucha por los puestos nobles del Oeste; pero… ¿son los Portland Trail-Blazers el equipo ideal para funcionar como tercer parte del traspaso de Carmelo Anthony? Por un lado, mantienen todas sus primeras rondas del Draft y algunos jugadores jóvenes que no les han dado mucha bola (perfecto para los New York Knicks), pero Anderson no parece ser la solución a los problemas blazers ni tan siquiera dando un precio relativamente bajo.


Considerando que los Trail-Blazers se deshacen de un jugador que solo les hacía languidecer la cuenta corriente del equipo a cambio de nada y que los Nets reciben, también a cambio de nada realmente, a un interesante jugador de 25 años. Podemos considerar este movimiento como un win-win. Pero estando atentos para ver si es o no el último traspaso en el que están envueltos el equipo de Damian Lillard.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This