Conecta con nosotros

NBA

Los mejores momentos de la historia del All-Star de la NBA

Kobe y Shaq, Larry Bird, los mates de LaVine y Gordon, el mejor MJ…

Magic Johnson, protagonista de uno de los momentos de los All-Star | Neon Tommy (CC)

Es muy complicado. Decenas de estrellas y celebridades. Momentos emocionales, icónicos y divertidos. Duelos de escándalo, actuaciones de récord y movimientos nunca vistos.

El All-Star de la NBA siempre genera ‘show’. Siempre. Y en este artículo recopilamos los mejores momentos que nos ha dejado a lo largo de la historia de la liga.

Jason Williams, Kobe&Shaq, Davis…

Hay algunos momentos que no se podían quedar fuera de la lista definitiva. Así que aquí dejamos tres menciones de honor. Empezamos con uno de los favoritos de los aficionados: Chocolate Blanco.

Año 2.000, partido de Rookies contra Sophomores. Jason Williams, base de los Kings de segundo año, deja la no-asistencia más famosa de la historia de la NBA. No se podía imaginar lo que desataría con aquel codazo.

Si este artículo lo hubiésemos hecho hace un par de años, este hueco lo ocuparía Wilt Chamberlain. Pero en el All-Star de 2017, punto álgido de la pachanga del Partido de las Estrellas, Anthony Davis batía el récord de puntos en dicho partido con 52, que hasta entonces tenía Chamberlain.

Uno de los momentos más emotivos (especialmente para los seguidores de los Lakers) lo vivimos en 2009, cuando en Phoenix volvieron a juntarse Kobe Bryant y Shaquille O’Neal por una noche en el mismo equipo. Fueron MVP compartido cinco años después de dejar de ser compañeros. El último All-Star de Shaq.

Shaq, el ‘showman’ de los All-Star

No solo es una de las figuras más dominantes de la historia del baloncesto, también uno de los más atractivos para el público por todos los momentos que ha dejado.

En 1996 machacó sobre David Robinson, MVP por aquella época, poco antes de cambiar la NBA y marcharse a los Lakers en la Agencia Libre. Ese mismo año dejó unos minutos magníficos en el calentamiento. Shaq le ganó un uno contra uno a Michael Jordan.

Pasamos a la parte de los bailes, que no son pocos. En 2007 dejó unas imágenes muy disfrutonas al lado de LeBron y Dwight Howard.

Mientras que en el de 2009, su último, en el que fue co-MVP con Kobe, bailó con los famosos Jabbawockeez.

Allen Iverson y un 2001 inolviable

Perdería Las Finales ante Lakers, pero la temporada 2000/2001 es una de esas de las que quedan marcadas en la memoria de los seguidores. Especialmente si Iverson era tu ídolo, que no eran pocos.

Máximo anotador de la NBA con más de 31 puntos por partido, MVP de la temporada y 56 victorias para unos Sixers limitados. En el Partido de las Estrellas, el Oeste lideraba por 21 puntos a falta de 9 minutos. Iverson anotó 15 puntos en ese final y el Este remontó.

La calma de Larry Bird

Uno de los ‘must’ entre los mejores momentos del All-Star. Como si de una tarea rutinaria se tratase, Larry Bird ganó la final del concurso de triples de 1988 sin quitarse la chaqueta de calentamiento. Mítico.

El mejor concurso de mates

El punto álgido de la ‘Vinsanity‘ nos regaló el concurso del 2000, considerado de forma popular como el mejor concurso de mates de la historia de la NBA.

Sin embargo el debate se abrió recientemente. Hace tan solo tres años, en 2016, Zach LaVine y Aaron Gordon disputaron una de las finales más reñidas del All-Star. Cualquiera pudo ganar y esa noche consiguieron que se dudase sobre cuál es el mejor concurso de la historia de la liga.

Magic sonríe al All-Star

Tras anunciar que se alejaba del baloncesto por contraer VIH, Magic Johnson recibió votos en masa de los aficionados. Como nunca. Fue elegido titular pese a no comenzar la temporada 1991/1992 y jugó el Partido de las Estrellas.

Anotó 25 puntos y repartió 9 asistencias en la victoria del Oeste. Ganó el MVP y es una de las noches más recordadas de la historia de la NBA.

El mejor All-Star del más grande: el finde de los momentos de MJ

Pese a que el recuerdo de su ‘fadeaway’ en 2003 -que estuvo cerca de valer la victoria- el mejor All-Star de Michael Jordan es de antes.

El All-Star de 1988 se disputó en Chicago y Michael Jordan lo dominó. Primero venció en el concurso de mates con sus dos míticos mates desde el tiro libre contra Dominique Wilkins.

MJ llegaba en racha al partido del domingo. Con 24 años lideraba la liga en puntos con más de 35 de promedio y terminaría ganando su primer MVP, además del premio al Jugador Defensivo del Año.

El partido fue entero suyo y así lo quiso. 40 puntos, a solo dos del récord vigente entonces, 8 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y 4 tapones. Y por supuesto se llevó el MVP del partido.

Comentarios

Más en NBA

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This