Conecta con nosotros

Mercado

Cómo afecta la bajada del límite salarial en la NBA

La bajada del límite salarial respecto a lo que se había proyectado afectará a muchos equipos en la próxima Agencia Libre.

límite salarial

Keith Allison (CC)

El año pasado se experimentó la mayor subida del límite salarial en la historia de la NBA, pasando de los 70 millones que había en verano de 2015, a los 94’1, una cifra que dio mucho que hablar durante todo el verano, ya que gracias a ella se firmaron contratos con cifras nunca vistas en la NBA, no todos buenos, y la expectativa era que la subida para el año siguiente, véase, esta nueva agencia libre que empezará el próximo uno de julio, sería también bastante relevante, situando el nuevo límite en 108 millones incluso, con lo que muchos jugadores se frotaban las manos, y muchos equipos ya pensaban en los fichajes que iban a poder acometer con esa cantidad de dinero. Aun así, el límite salarial ha ido bajando a lo largo del año. A principios de 2017 se situaba en 103 millones, que bajarían a 101 al final de la temporada regular, y que bajan a las dos cifras en la más reciente, que puede ser la definitiva, estableciendo la cifra en 99. Puede parecer que estas pequeñas bajadas de dos o tres millones sean casi insignificantes, pero pueden significar la diferencia para firmar o no un contrato máximo, o para eludir el pago del impuesto de lujo, que también ha bajado en las estimaciones, de 121 a 119 millones, en el caso de aquellos equipos que tienen demasiado dinero comprometido.

 

Causas de la bajada

El límite salarial se basa, entre otras cosas, en el dinero que ingresan los equipos y, por tanto, la NBA como asociación. Por supuesto, el aumento del año pasado, que seguirá afectando durante los próximos años, aunque de manera más moderada, se dio debido al nuevo acuerdo televisivo, que aporta a la liga cifras astronómicas, además de la continua expansión internacional del producto NBA. Además, una parte viene de las proyecciones de beneficios en esa temporada, algo que se discute entre la liga y la asociación de jugadores.

Otros ingresos de la NBA son, por supuesto, los partidos, y la expectación creada entre los aficionados, y en los pasados “Playoffs” se dieron una serie de circunstancias que durmieron el interés de muchos espectadores. El dominio de Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers en sus respectivas conferencias, además de la cierta desigualdad que se pudo ver en las mismas Finales, pese a que hubiera varios partidos apretados, hizo que disminuyera la cantidad de partidos, y, por tanto, los ingresos derivados del propio espectáculo de la NBA. Muchos aficionados preveían esta situación, y el interés por ver quién podría llegar a las Finales, esperar alguna sorpresa y ese tipo de preguntas que nos hacemos todos en Playoffs disminuyó drásticamente.

Cada año, la liga destina una parte de todos estos ingresos de los que hemos hablado a pagar a los jugadores. Si no se llega a esa cantidad, el dinero sobrante se reparte a partes iguales entre los 30 equipos de la liga, y esa cantidad es añadida al límite de la siguiente temporada. El verano pasado, la brutal subida del límite salarial hizo que muchos equipos se embarcaran en proyectos millonarios, pagando cantidades astronómicas, y tirando la casa por la ventana por jugadores que quizá no valieran tanto, por lo que el dinero asignado por la liga para este fin quedó casi liquidado. Así, el aumento derivado de esta parte ha sido poco significante, lo que implica que la subida se haya quedado tan pobre al final.

 

Equipos afectados

Desde los 108 millones de límite salarial que se proyectaban al principio, con sus correspondientes 127 millones como límite para el impuesto de lujo, hasta los 99 de límite y 119 para el impuesto de lujo que se esperan ahora, hay una diferencia importante, a la hora de firmar contratos máximos y de no pagar dinero extra, y muchos equipos se tiraron a la piscina antes de tiempo en contrataciones y renovaciones, y ahora se dan cuenta de que estaba vacía, y pocos apoyos hay para poder salir de ese estatus económico que presumiblemente les va a ahogar para esta agencia libre, y quizá alguna más en los próximos años, salvo que empiecen a desprenderse de activos. Algunos ejemplos de equipos cuya capacidad de maniobra se ha visto afectada en distintos modos son:

-Cleveland Cavaliers y Portland Trail Blazers: dos equipos que ya han sobrepasado ampliamente el impuesto de lujo, además de ser reincidentes, por lo que la multa a pagar es mayor aún. Contratos como LeBron James, Kevin Love o Tristan Thompson en Cavs, o Damian Lillard, C.J. McCollum y Allen Crabbe en la franquicia de Oregón son verdaderamente costosos, y se llevan un gran porcentaje del dinero total.

-Milwaukee Bucks y Oklahoma City Thunder: la permanencia de Greg Monroe en caso de los Bucks, y la entrada en vigor de los contratos de Steven Adams y Victor Oladipo en el equipo del trueno, hacen que, a poco que renueven a algún jugador este verano, pueden traspasar de sobra el impuesto de lujo.

-Washington Wizards, Golden State Warriors, Toronto Raptors, Utah Jazz, Los Angeles Clippers: son bloques que tienen que renovar, o al menos intentar, jugadores importantes para poder seguir con sus actuales proyectos, y probablemente esas renovaciones les dejen sin espacio para mejorar las plantillas de manera notable. Es el caso de los canadienses con Lowry e Ibaka, los actuales campeones con Stephen Curry o Andre Iguodala, la franquicia capitalina con el prometedor Otto Porter, los Jazz si quieren mantener a Gordon Hayward, George Hill o Joe Ingles, o los angelinos con Chris Paul o Blake Griffin

-Boston Celtics, San Antonio Spurs, Denver Nuggets: son equipos que, pese a que tienen dinero para intentar firmar esa estrella que permita a Celtics y Spurs pelear por el trono de sus respectivas conferencias, o hacer que los Nuggets vuelvan a la élite del oeste,van a tener que hacer un esfuerzo aún mayor por cuadrar esos salarios e intentar acometer las incorporaciones de Gordon Hayward, Paul George, Chris Paul, Blake Griffin, Paul Millsap y otros jugosos nombres que seguro salen a la palestra. Buscar ese equilibrio que conlleve a añadir una estrella manteniendo el núcleo actual de buenos jugadores es un reto complicado.

Comentarios

Más en Mercado

El mejor baloncesto NBA en tu correo

El mejor baloncesto NBA en tu correo

No te pierdas nada con nuestra newsletter semanal

¡Muchas gracias por suscribirte! ¡Preparáte!

Shares
Share This